top of page

Mi historia

Para dar un breve resumen de mi vida, tendría que empezar con mi juventud:

Provenía de una familia de 6 hijos y yo era el cuarto. Cuando mi padre falleció, antes del nacimiento de mi hermana menor, mi madre se mudó con su descendencia de Hilversum a Helmond, lo cual fue una aventura emocionante para todos nosotros.

Mi madre enseñaba en la escuela de hogar y desde pequeños aprendimos a tener consideración por ella: "Mamá ya tiene bastantes problemas" era algo que nos repetían a menudo, y tal vez por eso aprendimos rápidamente a preocuparnos más por los demás que por nosotros mismos. Es curioso que 5 de los 6 elegimos profesiones relacionadas con lo social; 2 en la educación y 3 en la atención sanitaria. Yo elegí la enfermería con gusto.

A los 23 años, otra gran cambio llegó a mi vida; me casé con mi novio español y me fui a vivir a su país. Como ama de casa recién estrenada, me concentré especialmente en aprender la cocina española. Además, en poco tiempo tuve a mis 4 hijos, tres niñas y un niño.

Cuando nuestro hijo menor tenía 3 años y la mayor 8, empecé a trabajar en la agencia inmobiliaria de mi marido. Me sentía genial, podía volver a relacionarme con todo tipo de personas y, lo creas o no, a menudo me necesitaban como intérprete y también como enfermera.

Trabajar en nuestro propio negocio tenía la ventaja de que podía combinarlo más fácilmente con mi familia. La desventaja era que a veces hacía jornadas muy largas. Sin embargo, con el tiempo, este trabajo no me satisfacía lo suficiente porque sabía que mi verdadera vocación estaba en el campo de la salud. Así que comencé mi viaje de exploración en la medicina alternativa.

Fue una época fascinante; aprendí varias técnicas y conocí a personas interesantes y maravillosas. Todas esas metodologías me fueron útiles más tarde cuando pude ofrecer mis servicios como terapeuta en Salou.

En nuestro propio centro, Ergon, tuve mi consulta como coach de vida, además de impartir clases de yoga, masajes y Rebirthing.

De todas mis actividades, trabajar como coach de vida fue la que más satisfacción me dio; pude integrar los entrenamientos de TRCD y otros estudios que había realizado, lo cual resultó ser tremendamente valioso.

Después de 30 años de matrimonio, Luis y yo nos separamos y comencé a enfocarme cada vez más en las clases de yoga y el coaching.

En 2002, dos años después de nuestra separación, falleció el padre de mis hijos y en 2009 decidí dar un paso adelante y mudarme de Tarragona a Haarlem.

Aquí también quería retomar las clases de yoga y el coaching, pero debido a varias circunstancias, no fue posible. Sin embargo, trabajé a través de una agencia de empleo para mayores de 65 años, di clases de español y también ofrecí masajes.

A pesar de todas mis actividades, echaba de menos el coaching directo y cuando un día entré en contacto con entrenadores holandeses, decidí rápidamente; también en los Países Bajos pondré mi experiencia de vida, mi intuición y mis estudios al servicio de los demás.

Esta actividad no será una repetición para mí, porque esta vez me enfocaré especialmente en el grupo de personas mayores (y más sabias) que, al igual que yo, quieren hacer de esta etapa una de las mejores de sus vidas.

Y ahora, después de vivir 14 años en Haarlem, estoy de vuelta en Tarragona, cerca de mis hijos.

Pero como podrás entender, aquí tampoco me voy a quedar quieto y seguiré asesorando a las personas para que saquen el máximo provecho de la vida.

COACHING IMG-20171101-WA0000.jpg
My Approach
bottom of page